viernes, 24 de mayo de 2013

Reseñas Cineblog: El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante.


Filmoteca Regional, Sábado 25 de Mayo

“El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” (Peter Greenaway, 1989)

Si hay alguien que haya sabido fusionar el cine con las distintas disciplinas artísticas de una manera digna, sofisticada, compleja e inteligente, ese es Peter Greenaway, maestro del exceso visual, del barroquismo narrativo y del concepto como leit-motiv de la creación plástica. “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” rebosa de las cualidades del cine de Greenaway con una propuesta accesible, un controvertido argumento lineal y un auténtico festival estético emparentado con el teatro y la comedia de infidelidades.


A través de una puesta en escena tremendamente original y recargada, plagada de escenarios imposibles y suntuosos vestidos, Greenaway (autor también del guión) nos cuenta la historia de Albert Spica, un mafioso sin escrúpulos dueño de un refinado restaurante (Michael Gambon), que disfruta humillando a su esposa (Helen Mirren), a sus subordinados y a cualquier desgraciado que se cruce en su camino. Cuando descubre que ella lo engaña con un cliente habitual del restaurante (Alan Howard) lleva a cabo una brutal venganza. Pero la esposa y el chef (Richard Bohringer) planean un contraataque definitivo.

Con una veintena de cortometrajes desde los años 60 y varios largometrajes en los que se servía de diversos géneros (la ciencia-ficción en “The Falls”, 1980; la comedia de época en “El contrato del dibujante”, 1982; o el drama intimista de “El vientre del arquitecto”, 1987) para reflexionar acerca de diferentes disciplinas artísticas, Peter Greenaway se embarcó en este extravagante e inclasificable cóctel de géneros con vocación de provocador. Desnudos frontales, alta cocina, escatología, sadismo, comedia negra, canibalismo, romance ideal y el terror más dramático; todo tiene cabida en esta oscura e incómoda que se convirtió en película de culto inmediato por su independencia de las modas y su personal visión de la narración cinematográfica.

- Para amantes del arte en cualquiera de sus formas.
- No pierdan el tiempo los fundamentalistas del cine de género sin pretensiones.